....
....
....

martes, 20 de octubre de 2009

20 años no es nada??







Ver a un niño feliz me relaja.

Esa mirada que lanza el brillo hacia afuera y que aspira la emoción en un grito contenido que se nos enraiza pecho abajo.


Ese momento en que el niño pierde el contacto con el suelo y todos los sentidos están al servicio de su alegría. Ni tiempo, ni hambre, ni frío, ni deberes...











Cuando recuerdas el momento en que sus padres te dijeron qeu estaban embarazados.

Cuando recuerdas la primera vez que le viste envuelto en mantitas y berrando a pleno pulmón.

Cuando sonríes al recordar cómo tropezaba su lengua de trapo con las palabras pero su rostro expresaba solemnidad.







Cuando miras cómo alguien está empujando y protegiendo esa risa y si es necesario, hasta se pone desenfocado detrás del niño para darle profundidad de campo.

Cuando sabes lo que es empujar esa felicidad y lo que se siente al tener el poder de provocarla.

Cuando la persona que la provoca lleva más tiempo en tu vida que fuera de ella y recuerdas cuando aún le tiraba los tejos a su chica (la madre de la criatura).


Cuando ocurre todo eso y tienes la oportunidad de robarle ese momento al tiempo en forma de luz, sientes dos cosas:

1º Alegría por haber conservado este patrimonio de vida tantos años y haber estado en los momentos más importantes y también en parte de los más divertidos.

2º Te quedas pensativo rascándote la nuca y te preguntas ¿Me estaré haciendo viejo?

Coño, tengo 35 años pero conozco a la persona que empuja ese columpio desde hace más de 20.

2 comentarios:

marina dijo...

llega la luz de tus palabras,
llega la alegría de estos momentos "cazados"

gracias por compartirlo...! :-)

besos irisados

Efren (a.k.a. Ludovico) dijo...

hermosazo!