....
....
....

domingo, 21 de noviembre de 2010

Su tarro de penumbras


Cada noche guardo mi corazón en el tarro de sus esencias.

En ese pequeño espacio mis latidos descansan.
Arropado por sus penumbras, la luz de mi pecho reposa mareas de sueños, calmas e intensidades.

Nota: A menudo es necesaria la penumbra para palpar la luz. Es como el silencio en el que se puede escuchar su respiración... Shhhhh... ¿La oís?

4 comentarios:

Mayte dijo...

hay mucha oscuridad y silencio por aquí ;)

Mar dijo...

No puedo apreciar si el tarro es abierto o cerrado, cuidado! que no se pierda la esencia!

Mela dijo...

Creo que soy una suertuda ... yo sí la oigo pero necesité de un espacio de silencio para que me llegara bien!

Maru, la esencia es todo ello ... abierto o cerrado eso es lo que menos tiene que preocupar! La esencia lleva un copy right intransferible! Muacc

Hache dijo...

Me gustan los tarros que guardan esencias. Son los únicos espacios cerrados que me gustan creo.