....
....
....

domingo, 6 de abril de 2008

Un minuto de silencio

A quien lea esto:



Hoy quiero compartir con vosotros el dolor de un amigo que perdió algo importante. 

Con esa pena que da separarse de algo que estuvo pegado a ti desde que naciste. 

Quiero solidarizarme con el dolor de un compañero de vida y de fatigas, alguien que comparte conmigo espacio, serenidad, calor, ronroneos y cariño.

Roque amigo, las separaciones son dolorosas, pero te seguimos quedando en la vida cosas importantes que te ayudarán a superar tu pérdida.


Nota: Hoy capé a mi gato.


7 comentarios:

jimena entre cuadernos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
EVA dijo...

Pobre Roque. Ahora se va a poner como un ceporro, ya verás.

Bitter dijo...

En la patagonia hay una tradición antigua, donde a los corderos pequeños se los capaba con los dientes (según decían la saliva era un excelente cicatrizante).....espero hayas llevado a Roque al Veterinario :).

Pd: "Hoy capé a mi gato." yo leo español, y en esta frase el pronombre personal es "YO".

Pd: No sabes como aumentó mi cariño por ti hoy.....gracias por sacar la verificación de la palabra!!

Hache dijo...

Ay ... pobre Roque. Y digo lo que Bitter, le llevarías a un veterinario, no??

Bitter, me has convencido, hoy quito la verificación yo también, quiero que me quieran!!!!!!!

El niño dijo...

Aclaración:

1º A Roque no lo capé yo, sino mi prima Verónica que es veterinaria.

2º Lo hice por un tema de salud, tiene 5 años y la revolución hormonal que le provoca cada celo le afecta mucho a la salud.

leo dijo...

Jajaja, pobre Roque, aunque gracias a esa decisión has permitido que su cerebro tome las decisiones fundamentales de su vida (algo de gran importancia en un gato doméstico ;). Y de paso, le has alargado la vida y os la habéis hecho más fácil al resto.
Un saludo.

Bitter dijo...

uff, respiro, gracias por la aclaración!!!