....
....
....

lunes, 18 de enero de 2010

Mis mundos escondidos.




El mundo está lleno de puertas disfrazadas.

Pasan desapercibidas para la mayoría.

Hay que mirar con calma, palpar con los ojos la densidad de los colores y rascar un poquito con la uña entre los pliegues de la luz para abrirlas. Como esta, que se encuentra camuflada en forma de cartel.

Tras esas puertas hay pequeñas islas.

Unas flotan sobre los deseos pendientes de la gente, esos deseos atragantados que salieron de algún pecho en forma de suspiro, otras sobre los anhelos donde se pierden las miradas cuando parece que atraviesan el mundo y uno no sabe muy bien dónde descarrilan.


Otras islas cuelgan de las ideas brillantes que, a modo de Zeppelin, crecen ahí, mientras esperan que alguien valiente las encuentre.












Nota: A menudo me cuelo a hurtadillas en estos pequeños mundos, allí encuentro mi patria... y mis compatriotas... aquellos que hablen mi idioma... aunque sea en chino.

4 comentarios:

Hache dijo...

Cuidado con la segunda foto. Si te quedas un rato mirándola fijamente, me he dado cuenta de que empiezas a menguar poquito a poco y acabas dando salitos sin sentido y a lo loco ... y claro, puede que llegues a colarte en ese pequeño mundo ...

Avisado quedas!

chanclas dijo...

Me gusta tu ME GUSTA NO ME GUSTA.
Definitivamente ME GUSTA

Efren (a.k.a. Ludovico) dijo...

nice,,,,

Pilar dijo...

Precioso, primo. Unas palabras prestadas, para esos que no saben mirar con calma

"Me porté mal con el cosmos. Viví todo el día sin preguntar por nada, sin sorprenderme de nada. Realicé acciones cotidianas como si fuera lo único que tenía que hacer"
Wislawa Szymborska.