....
....
....

domingo, 10 de enero de 2010

Paseo dominical. (09-01-2010)



Ventanuco.



Comienza mi día a las 08.30h.

Hoy es sábado, pero me gusta la palabra dominical, he decidido que no me voy a limitar con cosas tan insignificantes, así que mis paseos serán dominicales, independientemente del día de la semana en que los ande.

Subo al desván alumbrado por la luz tiritona de enero que se cuela a través de un desvencijado ventanuco. Mi bici, que chirría con cada pedalada, hoy me espera silenciosa.









Luz propia.








El descansillo de la escalera, primera parada... click... parace que fuera, la claridad se multiplica rebotada en la nieve... vamos a ver.




Esta planta es una valiente, tiene luz propia, me gusta cómo absorve esa especie de luz celestial que entra por la ventana, como si en cualquier momento una nube se fuera a asomar por ahi para regalarla.

Al otro lado.
Siempre me ha gustado la parte del mundo que me contiene a mí, no sé, cosas de niños supongo, aún no estoy seguro de que si me tapo los ojos no se apague el mundo.


Pero ahora sería bien chulo ver a la persona que está haciendo la foto desde el otro lado de esa nube... y que ella me viera a mí. Allí parece haber mucha luz.

Enraizado.
Se estiran hacia el cielo como una bandada infinita de raices desorientadas y se agarran a él, para que la tierra no se caiga al vacío, caramboleando entre las estrellas, como la bola de una máquina de pinball.


Doy un salto para comprobar la firmeza con que nos agarran y continúo mi camino silbando "Estrella errante".



Fuera de lugar.






A este semáforo le falta polución... o a este silencio le sobra un semáforo.


Menos mal que está en verde, si estuviera en rojo me sentiría ridículo, parado ante este artilugio que se parodia a sí mismo ... absolutamente fuera de lugar.









Frío como el hielo.




Las conversaciones que mantienen en este banco, con las madejas de lana sobre sus rodillas, las viejucas del barrio, le dejan el culo frío al más pintao.


Líderes del Ampa que maneja el tráfico de fajas en la villa.



Código de barras.


Como un código de barras sobre el paisaje, las plantas de pimientos escriben la palabra invierno. Un alfabeto cifrado que solo saben leer los viejines que se lían un celta y me observan rascándose tras la boina mientras hago la foto.



Garabatos en el aire.








A menudo miro el mundo como si fuera una pantalla táctil sobre la que yo puedo actuar.


Hoy toqué ese pentagrama vertical de líneas torcidas, sobre el qeu algún "niño dios" compuso su primera obra, disimulada entre hojas de zarza a modo de corcheas... ...








¿Jugamos?


Vías vivas.
Hago equilibrios sobre las vías del tren.
Paralelas al río recorren un cacho del mundo qeu yo conozco... pero siguen ... y siguen... y yo siempre las miro con un pequeño mareo de tentaciones. Me imagino subido en su traqueteo, con la cabeza apoyada en la ventana y la mirada pintando el paisaje según pasa.


Imagino al tren pariéndome en distintas ciudades, en distintas vidas, pero siempre yo.


Las vías del tren me encarrilan, con una mirada curiosa, a opciones de vida que se quedaron en vías muertas, a los caminos que dejé atrás y a los qeu nunca fueron una opción.


Pero estás vías de tren son reales y no son vías muertas. Siempre pasará por ellas algún tren en dirección a algún sueño.


Aparición.


De regreso a casa, la fachada de una hermita sale a mi paso. Estuvo escondida todo el rato, mirándome.








¿Vosotros también véis esa aureola azul que la rodea? Fijáos bien, verla es un privilegio reservado para aquellos que tienen algún don.


¿La véis? Si es así, pensad... ¿Cual es vuestro don?












Estas fotos, son un pequeño resumen de las cosas que pasaron por mi cabeza en el paseo que dí en los alrededores de mi casa el sábado 09 de enero del 2010.

5 comentarios:

chanclas dijo...

¡Es una autentica pasada este post!
De verdad que me maravilla tu percepción de las cosas y tu imaginación.
¡Fantastico!
¿Porqué no te lee más gente?

Un abrazo.

chanclas dijo...

Te contesto aquí a tu email.
No me va la adulación. Si te lo digo es porque lo creo.
En cuanto a las fotos del SLIDE. Sí, son mías. Es mi aficción recuperada despues de unos años de inactividad. Esa es otra historia.
Me alegro que te gusten.
Un abrazo.

Hache dijo...

jejeje ... Chanclas ... hay quien le leemos en silencio. Observando ...

Me encanta esta entrada. Me quedo con la luz. Y la forma de mirar. Eso es un ARTE.

chanclas dijo...

Si, Hache, estoy seguro y me gusta saberlo pero es que hay mucho bodrio, con perdón, por ahí rellenito de comments.

Bohemia dijo...

Preciosa serie de fotos, preciosos títulos, preciosas letras, preciosa entrada...

Precioso todo!!