....
....
....

viernes, 15 de agosto de 2008

Historias del Barrio "Pi" III ("Contrapunto")




Estamos en vacaciones de verano, esos días tan largos en los que parece que se vive más, en los que después de cenar aún se está a gusto en la calle escuchando grillos y mirando las estrellas, mientras tomamos un Cola Cao frío sin necesidad de hablar. Sintiendo que respiramos, que estamos vivos, palpando la certeza de que nuestra gente también lo está con solo girar la cabeza y verles respirar a nuestro lado.


Las noches de luna llena yo me sitúo mirando a la casa de la colina. Allí vive un viejo pianista loco, sin nombre, al que todos llamamos "Contrapunto". Bueno, en realidad unos le llaman contra y otros punto, solo cuando la cosa se pone seria, algunas personas le dicen Contrapunto. 

Contrapunto es uno de esos locos inofensivos a los se les cruzan los cables porque su inteligencia no cabe en este mundo. 

Los días que no hay viento se oye su piano desde el Barrio, y a veces sacamos nuestras sillas a la calle para escucharle, todo el mundo en silencio mirando hacia la colina. A veces cuando termina nos reímos y aplaudimos todos juntos porque sale desnudo de la casa y se pone a dar saltos y volteretas colina abajo. En esos momento yo siempre me fijo en Matilda que en lugar de reirse solo sonríe observándole con un brillo especial en la mirada y, si hace frío, sube dando un paseo hasta la colina, le agarra con cariño del brazo y con su hablar sereno le tranquiliza y le ayuda a vestirse.

1 comentario:

marina dijo...

De enlace a enlace he ido a parar aquí...
me ha gustado la historia de Contra-punto con su piano-forte
Matilda...un personaje que siento próximo.

(las locuras,las locuras...siempre dando saltitos entre cinco líneas...)

saludos,
:-)