....
....
....

jueves, 28 de febrero de 2008

(DCLI) Bird


De todos los personajes que pasan por “La isla” hay uno especialmente curioso. Desconozco su nombre, pero muchas tardes le invito a sentarse un rato en mi mesa. Es un músico respetado, aunque su cabeza y su hígado, en tiempos una destilería, le pasan factura. No necesitamos hablar, el sopla, y su saxo y yo lloramos...Hoy cuando se ha marchado he escrito esto: 



En el cielo amarillo

de sus ojos alcohólicos,

nadie esperaba una respuesta.



Aquel dia, hasta las flores

llevaban gafas de sol,

y un perro cojo,

pedía limosna

en el cruce de caminos.


Un alma rota en mil pedazos

se tambalea por el asfalto,

gris mosaico angustioso.



2 comentarios:

Hache dijo...

Al final voy a querer conocer la isla ... la de cosas que iba a escribir!

Bitter dijo...

No existe mejor versión que la de Bird para el summertime, suena tan melancólico...y hasta las notas son amarillas ;).
Seguro que si él soplara su saxo junto a mi me yo también lloraría...de felicidad.

gracias por estos paseos tan agradables por tu isla!!!

besazos